El buceo tiene diferentes formas de realizarse, diferentes estilos, los cuales integran las modalidades del buceo. ¿Cuáles son las más importantes? ¿Cuáles son sus principales desafíos? ¿Qué se necesita para practicar cada una de las modalidades del buceo. Justamente eso es lo que vamos a comentar en los párrafos que siguen. Se trata de un acercamiento básico a las distintas modalidades del buceo que existen, para que los interesados en practicar este deporte náutico, elijan la más interesante y puedan así practicar la de su preferencia. Estas son, entonces, algunas de las principales modalidades del buceo que existen en la actualidad.

Una de las principales modalidades del buceo es la apnea, la cual consiste en descender bajo el agua, solo con el aire que pueden contener los pulmones. Esta variante del buceo nos permite descender cerca de 40 metros de profundidad y no requiere de equipamiento sofisticado. Además, por el hecho de que no se lleva tanque de oxígeno y no se emiten chorros de burbujas, no se asusta a los peces y demás, animales del mar y así, se los puede contemplar más atentamente.

El buceo scuba es otra de las variantes del buceo más practicadas. Consiste en bucear con el apoyo de un tanque de aire comprimido, para así, tener un ritmo normal de respiración en las profundidades marinas. Lo esencial en el buceo scuba consiste en dominar los conocimientos técnicos en el manejo del equipo. Por tal motivo es imprescindible que los principiantes en esta disciplina emprendan sus primeras exploraciones submarinas con el apoyo de un guía experto.

Pero en el medio del buceo autónomo también hallaremos el buceo con aparatos, una variedad de inmersión que se efectúa con la ayuda de aparatos especializados; el buceo con nitrox, es otra magnífica alternativa para la práctica de este deporte. Utiliza tanques en donde se mezclan el nitrógeno y el oxígeno. En lo tocante al buceo no autónomo, nos referimos a una modalidad de buceo con propósitos más comerciales y a veces científicos. Requiere de escafandra conectada con un equipo de aire que se ubica en la superficie, fuera del agua.

El también famoso esnórquel, no es más que una modalidad del buceo no autónomo, la cual consiste en explorar el mar con el apoyo de un tubo de unos 30 centímetros de longitud, aproximadamente. No hay que dejar de mencionar el buceo deportivo, medio para practicar la fotografía submarina o para la recolección científica de diversas especies.