México tiene como una de sus características principales, en lo que se refiere a su proyección cultural, una intensa pluralidad. Prácticamente en cualquier entidad del territorio mexicano es posible hallar distintas facetas culturales, grupos sociales y modos de vida, lo cual enriquece en mucho el atractivo que tienen esos lugares de veraneo. Por lo que se refiere a las playas nacionales, esto no es la excepción. 

Las costas mexicanas son tan extensas que en ellas pueden hallarse los destinos más variados: lugares para el veraneo muy diferentes, opciones para la diversión de los vacacionistas, más allá de sus preferencias particulares para el descanso y el esparcimiento. En lo que sigue comentaremos cuáles son las playas mexicanas de ambiente más divertido. 

Zihuatanejo es un maravilloso rincón costero del estado de Guerrero. Pocas zonas costeras en el Pacífico Mexicano tienen tal proyección turística como este popular centro para el veraneo. Combina en su entorno todas las ventajas de la modernidad hostelera, con el tradicional ambiente de las comunidades provinciales del territorio nacional. No hay que perderse su fascinante gastronomía y sitios imperdibles como el Museo Arqueológico y el Paseo de Pescadores.  

Playa Balandra es otra magnífica opción para el entretenimiento en las costas nacionales. Ubicado en el estado de Baja California Sur, en las cercanías de La Paz, este santuario para el veraneo tiene numerosos atractivos que lo hacen único en la región. Tiene aguas limpias de color azul y arena tibia. Por las características de su calmo oleaje y la transparencia de sus aguas, Balandra es muy aprovechable para quienes gustan del submarinismo. 

Por los rumbos del Golfo de México, en el estado de Veracruz, se encuentra la Costa Esmeralda. Se trata de una zona costera de enorme belleza. Tiene aguas de un color esmeralda que cautiva la mirada, así como también un tranquilo oleaje que permite la práctica de los deportes náuticos más populares. Por lo demás, desde la Costa Esmeralda se puede acceder sin problemas a otras atractivas playas veracruzanas. 

Esparcimiento al máximo, olvido de los problemas de la vida cotidiana, un ambiente revitalizador pleno de sol y brisa marina, todo eso y más es posible hallarlo en playas como las que les hemos recomendado. Otros destinos mexicanos con playas muy divertidas son Cancún, en el estado de Quintana Roo y Acapulco, en el estado de Guerrero. Para alojarse en el primero de ellos les aconsejamos hacerlo en el hotel Grand Oasis Cancún, mientras que para hospedarse en el segundo de estos centros vacacionales una estupenda opción la tenemos en el  Hotel Krystal Acapulco.